Carcinoma pulmonar no microcítico: los marcadores autoinmunitarios pronostican un mayor beneficio y más acontecimientos adversos por los antagonistas de PD-1

  • Toi Y & al.
  • JAMA Oncol
  • 27 dic. 2018

  • de Kelli Whitlock Burton
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • Después del tratamiento con la monoterapia con nivolumab o pembrolizumab, los pacientes con CPNM en estadio avanzado que presentaban anticuerpos preexistentes contra el factor reumatoide, anticuerpos antinucleares, anticuerpos contra la tiroglobulina o peroxidasa antitiroidea, alcanzaban unos desenlaces significativamente mejores, pero también presentaban un mayor riesgo de acontecimientos adversos relacionados con el sistema inmunitario (AAri) que los pacientes sin ninguno de los anticuerpos.

Por qué es importante

  • Estos marcadores autoinmunitarios pueden ayudar a determinar la relación entre riesgo y beneficio del tratamiento contra la proteína de la apoptosis 1 (anti-PD-1).

Diseño del estudio

  • Recibieron monoterapia con nivolumab (n = 99) o pembrolizumab (n = 38) 137 pacientes con CPNM en estadio avanzado.
  • Financiación: no se reveló ninguna.

Resultados clave

  • Después del tratamiento, los pacientes con alguno de los anticuerpos preexistentes alcanzaron una tasa mejor de respuesta objetiva (52 % frente al 13 %; p 
  • La mediana de la SG fue más duración (17,6 meses frente a 14,6 meses).
  • Los anticuerpos preexistentes pronosticaron un menor riesgo de evolución de la enfermedad o muerte (HR: 0,53; p = 0,002).
  • Los AAri fueron significativamente más frecuentes con algún anticuerpo preexistente que sin él (60 % frente al 32 %; p = 0,002).
  • Después del análisis multivariante, la presencia de algún anticuerpo se asociaba de modo independiente con los AAri (OR: 3,25; p = 0,001).
  • Las reacciones cutáneas fueron más frecuentes con factor reumatoide preexistente (47 % frente al 24 %, p = 0,02). La disfunción tiroidea fue más frecuente con anticuerpos antitiroideos preexistentes (20 % frente al 1 %, p 
  • Limitaciones

    • Estudio retrospectivo en un único centro.