Carcedo se compromete a aumentar en más de un 5% las plazas MIR


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El debate de la falta de especialistas sigue centrando la actualidad sanitaria. Esta vez ha sido la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, quien ha vuelto a hacer declaraciones al respecto, insistiendo en que este no es solo un problema de este Gobierno, sino una falta de previsión en las plazas durante los años pasados. “Un profesional médico lleva 11 años de formación como poco para empezar a hablar”, ha reiterado, recordando que las competencias son de la Administración central y las CC.AA, que son las que tienen que evaluar los servicios que están disponibles y acreditados para formar profesionales, teniendo en cuenta las propuestas de las autonomías.

Pese a ello, Carcedo se ha comprometido a aumentar más de un 5 por ciento las plazas MIR para la próxima convocatoria 2019/2020, y, por ello, ha explicado, su departamento está realizando, junto con las comunidades autónomas, un estudio del futuro de las plantillas del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Igualmente, ha recordado que su departamento aprobaba el pasado mes de septiembre aumentar un total de 284 plazas MIR para esta convocatoria, lo que supone un incremento del 4,4 por ciento respecto al periodo 2017-2018, insistiendo en que “hemos hecho más esfuerzo en las de Medicina Comunitaria”. Pese a este esfuerzo, Carcedo quería insistir en la idea de que “aquí no hay magia, no echamos unos polvitos y aparecen plazas de formación especialista”.

Reducir las listas de espera

El otro gran reto pendiente, y relacionado con la falta de especialistas, es conseguir reducir las listas de espera, uno de los puntos negros de la Sanidad española según la OCU. Este problema, según la ministra, requiere “en primer lugar, una gestión y uso adecuado del sistema; en segundo lugar que no haya carencia de profesionales y, en tercer lugar, la readapatación del modelo a las patologías actuales”.

Con respecto a la última cuestión, en una entrevista para RNE, María Luisa exponía que “se está comenzado por Atención Primaria para dar respuesta al incremento de la cronicidad; reforzando la salud pública, para así prevenir enfermedades y fomentar la salud; y trabajando en la inclusión de las capacidades que ofrecen las nueva tecnologías en la asistencia”, incidiendo en la importancia de aumentar el peso de la AP en el Sistema Sanitario.

Por último, sobre la posibilidad de que en España se esté produciendo una atención sanitaria a dos velocidades, es decir que enfrente a una población atendida en la sanidad pública con la que tiene mayor renta y acude a la atención privada, la ministra ha recordado la  buena convivencia de ambas. “Mi obligación y responsabilidad es continuar mejorando el sistema público. Siempre han convivido la sanidad pública y sanidad privada. En la medida que aseguremos la equidad y la celeridad en la atención, y la concesión social y territorial, estaremos conjurando esa posibilidad de sanidad a dos velocidades”, ha concluido.