Cáncer y COVID-19: recomendaciones francesas para oncólogos

  • Liang W & al.
  • Lancet Oncol
  • 1 mar. 2020

  • de Ben Gallarda
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Este artículo se tradujo de Cancers solides et COVID-19 : les recommandations du HCSP , que se publicó en el sitio web francés de Medscape, y contiene un resumen de las recomendaciones provisionales de las autoridades sanitarias francesas para tumores sólidos y la enfermedad COVID-19.

Los pacientes con cáncer se encuentran entre los grupos más vulnerables a la enfermedad COVID-19. En este contexto, el Alto Comité Francés de Salud Pública (Haut Conseil de la Santé Publique, HCSP) publicó unas recomendaciones para oncólogos el 15 de marzo.1 Recomiendan el aislamiento de los departamentos o unidades de oncología y radioterapia. ¿Pero es este un objetivo realista? El Dr. Manuel Rodrigues, oncólogo en el Instituto Curie y presidente de la Sociedad Francesa del Cáncer (Société Française du Cancer, SFC) ofrece estos comentarios.

Pacientes de alto riesgo
Como preámbulo, el HCSP nos recuerda que, basándose en la reciente experiencia china,2 la tasa de infección por el virus de la enfermedad COVID-19 es mayor en los pacientes con cáncer que en la población general (1 % frente al 0,29 %), aunque esto podría explicarse por la mayor vigilancia médica en estos pacientes.

Es más preocupante, entre los pacientes infectados, que el riesgo de complicaciones respiratorias graves que exigen ventilación es mayor en los pacientes con cáncer que en los que no presentan esa afección (39 % frente al 8 %; p = 0,0003). Un criterio pronóstico importante para el riesgo de aparición de complicaciones respiratorias graves es presentar antecedentes de quimioterapia o cirugía en los meses anteriores (OR: 5,34; p = 0,0026).

Por último, la tasa de deterioro respiratorio es más rápida en los pacientes con cáncer, con una media de 13 días frente a 43 días (HR: 3,56; IC del 95 %: 1,65-7,69).

¿Qué departamentos deben protegerse y aislarse?
«En total, los pacientes con tumores sólidos, especialmente los que han recibido recientemente tratamiento con cirugía o quimioterapia en los meses anteriores, presentaban un mayor riesgo que la población general de aparición rápida de formas mortales graves de la enfermedad. Por lo tanto, deben mantenerse tan alejados del riesgo de infección como sea posible», indica el HCSP.

De acuerdo con el HCSP, la norma general es, por lo tanto, que «los departamentos se protejan y aíslen».

  • Los departamentos de oncología médica y radioterapia no deben recibir pacientes infectados por el virus de la enfermedad COVID-19, independientemente de que presenten cáncer o no.
  • Los departamentos/unidades de oncología médica y radioterapia no deben recibir pacientes con síntomas que indiquen infección por el virus de la enfermedad COVID-19.
  • Si se requiere el tratamiento de pacientes infectados por el virus de la enfermedad COVID-19, sería necesario el aislamiento de estos pacientes en áreas específicas.

Cuando se le pregunta sobre este problema, el Dr. Rodrigues comenta: «En las regiones muy afectadas por la epidemia, ya hay pacientes con la enfermedad COVID-19 en las salas. Ahora es imposible proporcionar aislamiento. Tenemos que pensar rápidamente en cómo proteger a pacientes y cuidadores. Por no mencionar los problemas éticos que surgirán relacionados con las instalaciones de ventilación para estos pacientes, que pasarán a estar muy graves, con gran rapidez, pero también con respecto al apoyo de los pacientes y de sus familias. Por último, vamos a tener que identificar con claridad qué procedimientos quirúrgicos pueden posponerse, debido al deterioro de los protocolos, la falta de hemoderivados...».
 
Priorización de la atención
En cuanto a la priorización de la atención médica, el HCSP afirma que «la priorización en la elección de los pacientes que van a tratarse debe tener en cuenta la naturaleza de la estrategia terapéutica (curativa frente a paliativa), la edad de los pacientes, la esperanza de vida probable y si el diagnóstico es reciente o no».

La priorización podría seguir el orden descendente que se indica a continuación:

  1. Pacientes con cáncer cuya estrategia terapéutica sea curativa, dando prioridad a los pacientes
  2. Pacientes con cáncer cuya estrategia terapéutica sea paliativa a una edad temprana (
  3. Pacientes con cáncer cuya estrategia terapéutica sea paliativa al inicio del tratamiento (primera línea de tratamiento).
  4. Otros pacientes con cáncer cuya estrategia terapéutica sea paliativa.

Para limitar la necesidad de visitas al hospital, en los pacientes que se sometan a tratamiento que no sea curativo debe preferirse el uso de tratamientos por vía oral, con administración domiciliaria e incluso la realización de pausas terapéuticas.

Pacientes oncológicos con COVID-19
En el caso de los pacientes infectados, a menos que se realice una excepción, los tratamientos contra el cáncer deben interrumpirse durante el tratamiento de la infección vírica. Si es necesaria la hospitalización, los pacientes recibirán tratamiento en otros departamentos o unidades médicos involucrados en la lucha contra el virus. Debe dárseles prioridad, dado que presentan un mayor riesgo de aparición de formas graves de la enfermedad.

Miembros del grupo de trabajo de recomendaciones:
Coordinador: Prof. Benoit YOU (CHU de Lyon, HCL)
Dr. Anne CANIVET (CLCC François Baclesse, Caen)
Dr. Thomas GRELLETY (Centro Hospitalario de la Costa Vasca, Bayona)
Dr. Gérard GANEM (Centros Privados Occidentales)
Dr. Laure KALUZINSKI (CHG de Cherbourg)
Pr Ivan KRAKOWSKI (antiguamente del CLCC Institut Bergonié en Burdeos, AFSOS)
Pr Jean-Pierre LOTZ (CHU en París, APHP)
Dr. Didier MAYEUR (CLCC GF Leclerc, Dijon, AFSOS)
Pr Alain RAVAUD (CHU de Burdeos)
Pr Rosine GUIMBAUD (CHU de Toulouse)