Cáncer ovárico recurrente: la cirugía secundaria fracasa en fase III

  • Coleman RL & al.
  • N Engl J Med
  • 14 nov. 2019

  • de Deepa Koli
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • En pacientes con cáncer ovárico recurrente sensible a los derivados del platino, la citorreducción quirúrgica secundaria seguida de quimioterapia es viable, pero no prolonga la supervivencia en comparación con la quimioterapia por sí sola.

Por qué es importante

  • La citorreducción secundaria se realiza de forma generalizada, pero las publicaciones que la respaldan son limitadas.

Diseño del estudio

  • Se trata del estudio en fase III multicéntrico GOG-0213 de 485 pacientes con recurrencia de epitelioma ovárico, cáncer peritoneal primario o cáncer de trompas de Falopio sensibles a los derivados del platino.
  • Se asignó de modo aleatorio a las pacientes en proporción 1:1 a someterse a citorreducción quirúrgica secundaria seguida de quimioterapia con derivados del platino o a recibir esta quimioterapia por sí sola.
  • Financiación: Instituto Nacional del Cáncer estadounidense.

Resultados clave

  • La mediana del período de seguimiento fue de 48,1 meses.
  • El 67 % de las pacientes que se sometieron a cirugía logró una resección macroscópica completa.
  • El 84 % de las pacientes recibió bevacizumab concomitante y de mantenimiento.
  • No se observó ninguna diferencia en el grupo que se sometió a la intervención quirúrgica en comparación con el que no lo había hecho en:
    • la SG (mediana: 50,6 meses frente a 64,7 meses; HR: 1,29; p = 0,08); el ajuste por el tipo de quimioterapia utilizado, el intervalo sin derivados del platino o el uso anterior de bevacizumab no modificó la SG;
    • la SSP (mediana: 18,9 meses frente a 16,2 meses; HR: 0,82; IC del 95 %: 0,66-1,01).
  • La morbilidad quirúrgica fue del 9 % a los 30 días y el 0,4 % de las pacientes falleció debido a complicaciones posquirúrgicas.
  • Las pacientes que se sometieron a una intervención quirúrgica notificaron un declive significativo después de la citorreducción secundaria.
  • La CdV no difirió entre los grupos a las 6 ni a las 15 semanas, ni en el seguimiento a los 6 ni a los 12 meses.

Limitaciones

  • El diseño era abierto.