Cáncer ginecológico: ¿son necesarias las pruebas cardíacas habituales antes del tratamiento con doxorrubicina liposomal pegilada?

  • Dioun SM & al.
  • Gynecol Oncol
  • 28 sept. 2019

  • de Craig Hicks
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • Las pruebas cardíacas habituales antes, durante o después del tratamiento con doxorrubicina liposomal pegilada (DLP) pueden no ser necesarias en las pacientes con cáncer ginecológico.

Por qué es importante

  • El fabricante recomienda evaluaciones mediante biopsia del endomiocardio, ecocardiograma o angiografía sincronizada multinuclear (MUGA) antes y durante el tratamiento. Los resultados indican que las pruebas deberían reservarse para las pacientes de riesgo elevado.

Diseño del estudio

  • Los investigadores analizaron las historias clínicas de 235 pacientes (media de edad: 62 ± 11 años, el 37 %, de raza negra), que recibían DLP por cáncer ginecológico.
  • Para evaluar la asociación entre la exposición a la DLP acumulada con la cardiotoxicidad se usó una prueba de Wilcoxon para datos emparejados y regresión logística.
  • Financiación: Institutos Nacionales de Salud.

Resultados clave

  • Los datos para 56 pacientes que se sometieron a pruebas cardíacas tanto antes como después del tratamiento no mostraron ninguna diferencia significativa en la mediana de la fracción de eyección (p = 0,17).
  • Tres pacientes experimentaron toxicidad cardíaca asociada con la DLP, pero solo 1 paciente presentaba síntomas graves que exigieron la interrupción del tratamiento.

Limitaciones

  • Eran datos observacionales retrospectivos.