Cáncer endometrial de riesgo elevado: la quimiorradioterapia complementaria prolonga la supervivencia

  • de Boer SM
  • Lancet Oncol
  • 22 jul. 2019

  • de Deepa Koli
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • En pacientes con cáncer endometrial de riesgo elevado (CERE), la quimiorradioterapia (QRT; quimioterapia complementaria durante y después de la radioterapia) prolonga la SG y la supervivencia sin fracaso (SSF) del tratamiento frente a la radioterapia pélvica por sí sola.
  • Se observó beneficio significativo en la supervivencia de las pacientes con cáncer en estadio III o seroso.

Por qué es importante

  • La QRT puede convertirse en un nuevo tratamiento estándar, especialmente en el caso de las mujeres con cáncer endometrial en estadio III, cáncer seroso o ambos.

Diseño del estudio

  • Se trata de un análisis a posteriori del ensayo en fase III PORTEC-3 de 660 mujeres con CERE, a las que se asignó de forma aleatoria a recibir radioterapia o QRT (2 ciclos de cisplatino durante la RT, seguidos de 4 ciclos de carboplatino y paclitaxel).
  • Financiación: Sociedad Oncológica Neerlandesa.

Resultados clave

  • La mediana del seguimiento fue de 72,6 meses.
  • A los 5 años, la QRT mejoró significativamente, frente a la radioterapia por sí sola:
    • la SG (81,4 % frente al 76,1 %; HRa: 0,70; p = 0,034);
    • la SSP (76,5 % frente al 69,1 %; HRa: 0,70; p = 0,016).
  • La QRT mejoró de forma significativa la supervivencia en:
    • el cáncer en estadio III: SG (HRa: 0,63; p = 0,043) y SSF (HRa: 0,61; p = 0,011);
    • cáncer seroso: SG (HRa: 0,48; p = 0,037) y SSF (HRa: 0,42; p = 0,008).
  • Los procesos metastáticos a distancia fueron más frecuentes con radioterapia (HR: 0,74; p = 0,047).
  • Las tasas de acontecimientos adversos (AA) de grado ≥3 fueron similares entre los grupos.
  • Los AA de grado ≥ 2 fueron más frecuentes en el grupo que recibió QRT (38 % frente al 23 %; p = 0,002).
  • La neuropatía sensorial de grado ≥2 fue más frecuente con la QRT (6 % frente al 0 %).

Limitaciones

  • El diseño era abierto.