Cáncer de próstata localizado: directrices para la vigilancia activa, la cirugía y el seguimiento

  • Eastham JA & al.
  • J Urol

  • Univadis
  • Clinical Summary
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Conclusión práctica

  • La Asociación Estadounidense de Urología (American Urological Association, AUA) y la Sociedad Estadounidense de Oncología Radioterápica (American Society for Radiation Oncology, ASTRO) han publicado sus directrices sobre los principios de vigilancia activa, cirugía y seguimiento en pacientes con cáncer de próstata clínicamente localizado.

Recomendaciones clave

  • En los pacientes tratados con vigilancia activa, se recomienda realizar pruebas de antígeno específico de la próstata (prostatic-specific antigen, PSA) en serie y biopsias de próstata repetidas.
  • La RM multiparamétrica no debe sustituir a la biopsia de vigilancia periódica.
  • A los pacientes que elijan una prostatectomía radical se les debe realizar una cirugía con conservación de los nervios.
  • Debe informarse a los pacientes de que la linfadenectomía pélvica proporciona información sobre la estadificación, pero no ofrece mejora de la supervivencia documentada de forma sistemática.
  • Deben utilizarse nomogramas para seleccionar a los pacientes para la linfadenectomía.
  • Para mejorar la exactitud de la estadificación, durante la linfadenectomía pélvica debe realizarse una disección ampliada.
  • Si se encuentran nódulos localizados sospechosos durante la operación, debe realizarse una prostatectomía radical.
  • No se recomienda de forma habitual la radioterapia complementaria después de la prostatectomía radical.
  • Se recomienda la monitorización posterior al tratamiento con detección del PSA y evaluación de los síntomas.
  • Se recomienda el apoyo al paciente mediante el tratamiento continuo de los síntomas y la promoción de la colaboración con recursos profesionales o comunitarios.