Cáncer de próstata: ADT no logra proteger contra el cáncer de vejiga

  • Moschini M & al.
  • World J Urol
  • 1 oct. 2018

  • de Deepa Koli
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • En los hombres con cáncer de próstata, el tratamiento de privación androgénica (TPA) no logra reducir el riesgo de cáncer de vejiga posterior.

Por qué es importante

  • Los resultados rechazan la hipótesis de que la modulación de los receptores androgénicos con el uso de TPA podría prevenir la aparición o el pronóstico del cáncer de vejiga.

Diseño del estudio

  • En el estudio se evaluó a 196 914 pacientes con CP localizado de la base de datos relacionada SEER y el programa de seguro Medicare entre los años 2000 y 2009.
  • Financiación: no se reveló ninguna.

Resultados clave

  • Un 34,7 % de los pacientes recibió TPA. 
  • Se diagnosticó cáncer de vejiga en el 1,3 % de los pacientes durante el seguimiento (mediana: 59 meses). 
  • La tasa de incidencia acumulada a los 10 años de cáncer de vejiga fue del 1,75 % (IC del 95 %: 1,65 %-1,85 %) en los pacientes que recibieron tratamiento con TPA y del 1,99 % (IC del 95 %: 1,83 %-2,15 %) en los pacientes que no lo recibieron.
  • Cuando se realizó la estratificación conforme al tratamiento primario, no se observó ninguna diferencia en las tasas de incidencia del cáncer de vejiga entre los pacientes que recibieron tratamiento con TPA o sin él.
  • Después del ajuste de la mortalidad por otras causas, el uso de TPA no se asoció con un mayor riesgo de cáncer de vejiga (HR: 0,93; P = 0,1).

Limitaciones

  • Diseño retrospectivo.