Cáncer de mama: ¿mejora la ingesta elevada de café y de té los síntomas de cáncer y la supervivencia a esta enfermedad?

  • Univadis
  • Clinical Summary
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Información general

  • En algunas investigaciones anteriores se ha descubierto una asociación entre una mayor ingesta de café y de té y un menor riesgo de aparición de cáncer de mama o de muerte por su causa.

Conclusión práctica

  • En este nuevo estudio de 4 años de duración en el que participaron casi 4.000 pacientes con cáncer de mama se descubre que una ingesta muy elevada de café o de té (≥4 tazas/día) después del diagnóstico no se asocia con una reducción de los síntomas habituales de cáncer, como dolor, cansancio y sufrimiento emocional, ni con la reducción de la evolución de la enfermedad ni la muerte.

Relevancia

  • Este es el estudio más amplio y de mayor duración de su tipo; además, es el primero en evaluar los síntomas habituales de cáncer y los grados de evolución de la enfermedad (es decir, supervivencia sin enfermedad invasiva, supervivencia sin metástasis a distancia) junto con la supervivencia general.

Diseño del estudio

  • Este estudio, llamado CANTO, fue una cohorte prospectiva de 3.788 pacientes con cáncer de mama (estadios I-III) en 26 centros de Francia.
  • La ingesta de café y de té se determinó a partir de las respuestas al cuestionario de frecuencia alimentaria bien validado.
  • El cuestionario de frecuencia alimentaria se administró en el momento del diagnóstico, el primer año después de este y, a continuación, cada 3 meses entre los años 2 y 4. En total, se realizaron 13 evaluaciones. Las respuestas se agruparon en cuatro categorías: ingesta baja (<1 taza/día), ingesta moderada (2 tazas/día), ingesta elevada (3 tazas/día) e ingesta muy elevada (≥4 tazas/día). La ingesta baja fue el grupo de referencia utilizado en todos los análisis.
  • Se utilizaron tres cuestionarios bien validados para evaluar el funcionamiento y los síntomas habituales de cáncer.
  • La evolución de la enfermedad y la supervivencia se agruparon en tres criterios de valoración: supervivencia sin enfermedad invasiva, supervivencia sin metástasis a distancia y supervivencia general.
  • Financiación: Agencia Nacional de Investigación, Fundación ASCO y Fundación Susan G. Komen, entre otros.

Resultados fundamentales

  • Media de edad de la cohorte en el momento del diagnóstico: 56,1 años.
  • La ingesta de café y de té se mantuvo estable durante el transcurso del estudio.
  • Con el tiempo, se produjo un deterioro significativo en la calidad de vida, pero no se observó ninguna diferencia según la ingesta (muy elevada frente a baja) de café y de té. La calidad de vida se evaluó mediante el cuestionario de 30 ítems conocido como QLQ-C30 de la Organización Europea de Investigación y Tratamiento del Cáncer o cuestionario principal de calidad de vida de 30 ítems de la Organización Europea de Investigación y Tratamiento del Cáncer:
    • Este cuestionario incluye los síntomas habituales de cáncer, como cansancio, dolor, náuseas/vómitos, insomnio y pérdida de apetito.
  • No se descubrieron diferencias entre la ingesta muy elevada y la ingesta baja en las dimensiones físicas, emocionales y cognitivas del cansancio (evaluadas mediante el cuestionario QLQ-FA12 de la Organización Europea de Investigación y Tratamiento del Cáncer), de la ansiedad ni la depresión (evaluadas mediante la escala hospitalaria de ansiedad y depresión).
  • No se descubrió ninguna diferencia entre una ingesta muy elevada y una ingesta baja en la supervivencia sin enfermedad invasiva, la supervivencia sin metástasis a distancia ni la supervivencia general.
  • Tampoco se descubrieron diferencias en ninguno de los resultados entre la ingesta moderada y la ingesta elevada de café y de té (frente a la ingesta baja).

Limitaciones

  • Diseño observacional.
  • Seguimiento breve de los criterios de valoración de la supervivencia.