Cáncer de mama: la protonterapia obtiene buenos resultados en un estudio en fase II

  • Jimenez RB & al.
  • J Clin Oncol
  • 26 ago. 2019

  • de Miriam Davis, PhD
  • Univadis Clinical Summaries
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • En una cohorte prospectiva en fase II se halla que, en las pacientes con cáncer de mama que requieren radioterapia de los ganglios regionales que habría supuesto la exposición del corazón a un exceso de RT tradicional, la protonterapia (PT) es segura y eficaz.

Por qué es importante

  • La RT tradicional a los ganglios mamarios internos (GMI) aumenta la exposición cardiopulmonar a la RT, lo cual se relaciona con el aumento dependiente de la dosis cardíaca del riesgo de complicaciones cardíacas graves.
  • La PT ofrece la ventaja de que reduce de modo significativo la exposición cardiopulmonar a la radioterapia, porque la ruta del haz no administra una dosis de salida, lo que impide la administración de la dosis más allá del objetivo.

Diseño del estudio

  • Se trata de una cohorte prospectiva (n = 69) de pacientes en su mayor parte con cáncer de mama incipiente que reciben tratamiento en el Centro Oncológico Dana-Farber/Harvard que necesitaron radioterapia en los ganglios regionales y que no eran candidatas óptimas para la RT.
  • El criterio de valoración principal era la incidencia de neumonitis de grado ≥ 3 por radiación (NR).
  • Financiación: Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH) estadounidenses.

Resultados clave

  • La mediana del seguimiento fue de 55 meses.
  • La mediana de la dosis en la pared torácica/la mama fue de 49,9 Gy (eficacia biológica relativa) y ese valor en los ganglios mamarios internos fue de 48,8 Gy (eficacia biológica relativa), lo que refleja una cobertura integral.
  • La tasa de fracaso locorregional a los 5 años fue del 1,5 %.
  • La tasa de SG a los 5 años fue del 91 %.
  • Una paciente sufrió NR de grado 2, pero ninguna presentó NR de grado 3.
  • No se observó ningún efecto secundario de grado 4.
  • No se observaron cambios en la ecocardiografía ni en los biomarcadores cardíacos.

Limitaciones

  • El diseño fue monocéntrico y observacional.
  • No había grupo de control.