Brigatinib reduce el riesgo de muerte por cáncer de pulmón no microcítico ALK-positivo en comparación con crizotinib (N Engl J Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Takeda ha anunciado los resultados del ensayo de fase III ALTA-1 en el que se demuestra que brigatinib (Alunbrig) reduce el riesgo de progresión de la enfermedad o muerte, supervivencia libre de progresión (SLP), en más del 50% de los pacientes adultos con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) localmente avanzado o metastásico con reordenamiento del gen ALK que no habían recibido previamente un inhibidor del ALK, en comparación con crizotinib.

Los resultados del primer análisis preliminar de este ensayo, que han sido evaluados por un comité de revisión independiente, se han presentado en la 19ª edición del Congreso Mundial de Cáncer de Pulmón (WCLC), celebrado en Toronto. Los datos también se han publicado simultáneamente en The New England Journal of Medicine.

ALTA-1L es un ensayo global, multicéntrico, aleatorizado, abierto y comparativo realizado en 275 pacientes con CPNM localmente avanzado o metastásico ALK+, que no habían recibido previamente tratamiento con un inhibidor del ALK, pero que podían haber recibido previamente una pauta de quimioterapia para el CPNM avanzado. Para poder participar en el estudio, los pacientes tenían que ser ALK+ determinado a nivel local.

Los pacientes recibieron 180 mg de brigatinib una vez al día tras una pauta inicial de 90 mg una vez al día durante siete días o 250 mg de crizotinib dos veces al día. El tratamiento con brigatinib dio lugar a una supervivencia libre de progresión mayor que con crizotinib, lo que corresponde a una reducción del 51% del riesgo de progresión de la enfermedad o muerte. El perfil de seguridad de brigatinib fue generalmente consistente con el que figura en la ficha técnica.

"El paradigma de tratamiento del CPNM ALK+ ha cambiado enormemente en los últimos diez años y el ensayo 'ALTA-1L' demuestra que brigatinib tiene el potencial de ser un fármaco clave para el tratamiento de primera línea de este tipo de cáncer", explicó el investigador principal del estudio, Ross Camidge, director de la unidad de investigación del cáncer de pulmón del Centro Oncológico de la Universidad de Colorado (Estados Unidos).