Avances hacia el tratamiento para la distrofia miotónica (Sci Transl Med)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Científicos de las Facultades de Ciencias de la Vida y Química de la Universidad de Nottingham (Reino Unido), han descubierto que al inhibir una molécula en las células de los pacientes llamada CDK12, potencialmente pueden desarrollar una terapia para aliviar algunos de los síntomas y ayudar a tratar la distrofia miotónica, según publican en Science Translational Medicine.

La distrofia miotónica es un trastorno genético a largo plazo que afecta la función muscular. Es la forma más común de distrofia muscular en adultos y afecta a aproximadamente una de cada 8.000 personas. Actualmente no hay tratamiento disponible.

Los síntomas incluyen empeoramiento gradual de la pérdida muscular y debilidad. Los músculos a menudo se contraen y tardan mucho en relajarse. Otros síntomas pueden incluir cataratas, discapacidad intelectual y problemas de conducción cardíaca.

Algunos pacientes tienen una forma muy leve y otros tienen una forma severa, donde se ven afectados congénitamente desde el nacimiento.

Esto se debe a la base molecular de la condición, que es causada por una mutación dinámica; una expansión de repetición de triplete, en la que tres pares de bases de ADN están presentes en diferentes números de copias. En la población general, las personas tienen 5-30 copias de esta secuencia de ADN.

En pacientes con distrofia miotónica, este segmento particular de ADN se hace más grande de lo que es en la población general, a menudo con cientos de copias de la repetición del triplete.

El gen defectuoso produce un ARN defectuoso que contiene la secuencia de expansión. El ARN defectuoso se atasca en los núcleos de las células de los pacientes con distrofia miotónica, lo que provoca la interrupción de muchos procesos celulares.

En este nuevo estudio, los científicos descubrieron que a través de la inhibición de la molécula CDK12, el ARN defectuoso adicional desaparece y, por lo tanto, reduce los síntomas de la afección.

David Brook, investigador principal del estudio, explica que a través de esta investigación "ahora entendemos un componente molecular clave en la vía de la enfermedad y ese es un objetivo para nosotros, tratar de inhibir esta proteína CDK12 particular que luego tendrá efectos beneficiosos en términos de desarrollar un tratamiento".

"La transcripción es el proceso por el cual el ARN está hecho de ADN y esto puede requerir CDK12 -continúa-. Cuando la secuencia de repetición se transcribe, produce una expansión defectuosa de ARN, pero creemos que las células de los pacientes con distrofia miotónica luchan para producir el ARN defectuoso y aumente sus niveles de CDK12 para seguir avanzando a través de la secuencia de expansión y producir más de este ARN porque la célula no sabe que esto es tóxico".

"Lo que hemos encontrado es que nuestros inhibidores afectan la función de CDK12 y, por lo tanto, evitan la transcripción del ARN defectuoso que ofrece una posible ruta para el tratamiento de la afección -señala-. Ahora estamos en la etapa en la que sabemos si podemos inhibir CDK12 de manera selectiva, entonces será una terapia potencial, y ahora estamos tratando de descubrir cómo hacerlo".