Aumento de los casos de gripe en la región europea mientras se alienta a los países a continuar las labores de vacunación

  • European Centre for Disease Prevention and Control
  • European Centre for Disease Prevention and Control
  • 25 ene. 2019

  • de Priscilla Lynch
  • Univadis
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (European Centre for Disease Prevention and Control, ECDC) ha declarado que se debe seguir alentando a los pacientes para que se vacunen contra la gripe esta temporada.

Según muestran los últimos datos del ECDC, la actividad gripal sigue aumentando y extendiéndose en la región europea de acuerdo con las tendencias anuales.

Las detecciones de virus de la gripe tipo A dominan y los virus de tipo A(H1N1)pdm09 son más prevalentes que A(H3N2). Se han detectado muy pocos virus de la gripe tipo B.

De acuerdo con el ECDC, la mayoría de los virus A(H1N1)pdm09 y A(H3N2) caracterizados hasta la fecha han sido similares en cuanto a la composición antigénica a los virus utilizados en las vacunas.

Los datos indican que, si bien la mortalidad por todas las causas generalmente se encuentra en los niveles previstos para esta época del año, varios países continúan observando un cierto exceso de mortalidad en las poblaciones de edad avanzada. 

Mientras tanto, un informe aparte del ECDC en el que se examinaron las tasas de cobertura vacunal contra la gripe para las temporadas 2015-16, 2016-17 y 2017-18 (cuando se dispuso de esta información) indica que ninguno de los Estados miembros encuestados pudo demostrar la consecución del objetivo de la UE del 75 % de cobertura vacunal contra la gripe en los grupos vulnerables. 

En cuanto a la temporada 2016-17, la cobertura entre los trabajadores sanitarios se conocía en 12 Estados miembros y estuvo comprendida entre el 15,6 % y el 63,2 % (mediana del 30,2 %), mientras que la cobertura entre las mujeres embarazadas se conocía en 9 Estados miembros y estuvo comprendida entre el 0,5 % y el 58,6 % (mediana del 25,0 %).