Aumentar el consumo de bebidas edulcoradas de cualquier tipo puede aumentar el riesgo de diabetes tipo 2 (Diab Care)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Las personas que aumentan su consumo de bebidas azucaradas, ya contengan azúcar añadido o natural, se enfrenta a un riesgo moderadamente mayor de diabetes tipo 2, según un nuevo estudio de la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard (Estados Unidos).

Según el estudio, publicado en Diabetes Care, beber más bebidas azucaradas, como refrescos o zumos de fruta 100%, se asoció a un mayor riesgo de diabetes tipo 2, mientras que tomar más bebidas edulcoradas artificialmente en lugar de bebidas azucaradas no pareció disminuir el riesgo de diabetes.

Sin embargo, el riesgo de diabetes disminuyó cuando una porción diaria de cualquier tipo de bebida azucarada fue reemplazada por agua, café o té. Es el primer estudio que analiza si los cambios a largo plazo en el consumo de bebidas endulcoradas natural o artificialmente están relacionados con el riesgo de diabetes tipo 2.

"El estudio proporciona más evidencia que demuestra los beneficios para la salud asociados con la disminución del consumo de bebidas azucaradas y su reemplazo por alternativas más saludables como agua, café o té", explica el autor principal Jean-Philippe Drouin-Chartier.

El estudio analizó datos de más de 192.000 hombres y mujeres de 22 a 26 años que participaron en tres estudios a largo plazo. Los investigadores calcularon los cambios en el consumo de bebidas azucaradas de los participantes a lo largo del tiempo a partir de sus respuestas a los cuestionarios de frecuencia de alimentos administrados cada cuatro años.

"Los resultados del estudio están en línea con las recomendaciones actuales para reemplazar las bebidas azucaradas por bebidas no calóricas libres de edulcorantes artificiales. Aunque los zumos de frutas contienen algunos nutrientes, su consumo debe ser moderado", advierte Frank Hu, autor principal del estudio.