ASRM 2019 — Poliquistosis ovárica: la pérdida de peso mejora la fertilidad


  • Daniel M. Keller, Ph.D
  • Conference Reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • En las mujeres obesas con problemas de infertilidad, la intervención en el estilo de vida mejoró las posibilidades de concepción, incluso sin tratamiento contra la esterilidad, especialmente en las mujeres con poliquistosis ovárica (PQO).

Por qué es importante

  • Las intervenciones de estilo de vida que mejoran las posibilidades de concebir en las mujeres con obesidad e infertilidad podrían reducir los costes de los tratamientos contra la esterilidad, lo que posiblemente mejore la eficacia de las tecnologías de reproducción asistida.

Diseño del estudio

  • Se trata de un ensayo controlado aleatorizado en el que se incluyó a mujeres de 18 a 40 años de edad, infertilidad y obesidad (IMC ≥30 kg/m 2 ) o PQO y sobrepeso (IMC ≥27 kg/m 2 ).
    • Se dividió a las participantes en un grupo de control (GC) que recibió la atención habitual o un grupo de programa de estilo de vida (PEV) con cinesiólogo, nutricionista y sesiones de grupo.
  • Completaron ≥6 meses de estudio 108 mujeres: 51 que recibieron el PEV (PQO: n = 33; otros problemas: n = 18); 57 del GC (PQO, n = 35; con otros problemas: n = 22).
  • Ferring Inc: beca sin restricciones para el ensayo Fit-for-Fertility.

Resultados clave

  • Las mujeres del grupo del PEV perdieron más peso a los 6 meses que las del GC.
    • Todas: −3,19 % ± 4,45 % frente al −0,77 % ± 3,67 % (p = 0,003) y
    • con PQO: −3,66 % ± 4,47 % frente al −0,93 % ± 4,22 % (p = 0,015).
  • A los 18 meses, el grupo de PEV aumentó la tasa de embarazos (60,8 %) frente al GC (38,6 %; p = 0,021).
    • En las mujeres con PQO: 57,6 % frente al 34,3 % (p = 0,05).
  • El programa de estilo de vida aumentó las tasas de embarazo espontáneo en comparación con el GC
    • En el grupo completo: en el 33,3 % frente al 12,3 % (p = 0,009) y
    • con PQO: en el 27,3 % frente al 5,7 % (p = 0,016).
  • El programa de estilo de vida aumentó los nacidos con vida para las mujeres con PQO: un 54,8 % frente al GC, un 31,4 % (p = 0,05).
  • Las tasas de embarazo en las mujeres que usaron tecnología de reproducción asistida (TRA) tendieron a ser más elevadas de modo no significativo para todas las mujeres en el grupo del PEV.

Limitaciones

  • El estudio tenía una potencia limitada para determinar los posibles efectos de los cambios en el estilo de vida sobre la fertilidad de las mujeres sin PQO.