Así es la nueva app del NHS.


  • Médicos e Internet
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El servicio público de salud británico, el National Health Service (NHS) lleva décadas siendo un referente para muchos de los que estudian comparativamente los sistemas de salud del mundo occidental. Lo fue en sus años fundacionales, tras la Segunda Guerra Mundial, por constituir un modelo de asistencia universal de carácter público y basado en los ingresos procedentes de los impuestos de los ciudadanos. Posteriormente, sirvió de ejemplo de descentralización de sus estructuras y sus decisiones, y de hecho cuando hablamos del NHS nos referimos más propiamente a los correspondientes servicios autónomos de Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, que actúan bajo un paraguas conjunto.

Años después, se puso como ejemplo de modelos de reforma sanitaria, en la que los centros ganaron autonomía y responsabilidad económica sobre los procedimientos que tenían encomendados bajo el lema de “el dinero sigue al paciente”. Más tarde, mostró la manera de evaluar la tecnología sanitaria a través de su organismo asociado NICE, envidiado por muchos. Y en tiempos más recientes, constituye un gran ejemplo de cómo está siendo capaz de captar la innovación y hacer cosas nuevas en la asistencia sanitaria también mediante el espacio digital.

Un análisis crítico que fuera riguroso descubriría multitud de deficiencias en su funcionamiento, pero lo que está fuera de toda duda son dos cosas. Una, que el NHS no constituye un sistema de salud conformista, que se quede el margen de la demanda de cambios y transformaciones que hoy condicionan todas las realidades sociales. Y, segundo, que es un sistema sobre el que hay establecida una gran presión política, y constituye permanente objeto de debate si cumple adecuadamente con su cometido a cambio de las necesidades presupuestarias que requiere. Por eso, seguramente uno de los eslóganes más poderosos que usaron los partidarios del Brexit fue que el dinero que se dejaría de mandar a Bruselas se podría emplear en la sanidad británica (aunque luego se reconoció que era un planteamiento inviable en la práctica).

En el área de la innovación digital el NHS es uno de los sistemas de salud que mejor están haciendo las cosas en todo el mundo. Han sido conscientes de que estamos ante una nueva frontera, un área de grandes posibilidades, y se han propuesto captar todas las oportunidades que tengan a su alcance. Para ello, y en colaboración con entidades privadas y académicas, han creado su propia aceleradora de proyectos, y mantienen actualizado un catálogo con dispositivos y aplicaciones digitales que se recomiendan para uso clínico habitual. Publican análisis de este tipo de novedades tecnológicas, y en su estructura organizativa el NHS tiene personas exclusivamente dedicadas a la transformación digital.

Una app oficial para un sistema público de salud.

Fruto de todo ello es que el NHS ha sido pionero mundial dentro de los sistemas públicos sanitarios en la utilización de algunos recursos innovadores, como las consultas por videoconferencia, de la que lleva un tiempo haciendo pruebas piloto, o los chatbots, canales que permiten comunicar con sistemas automatizados que pueden ayudar a conocer algo más sobre una enfermedad, ganar autonomía para el paciente, mejorar su autocuidado o acceder a un determinado recurso sanitario. Ellos lo explican directamente: “estamos utilizando la tecnología para ayudar a los profesionales de la salud a comunicarse mejor y permitir que las personas accedan a la atención que necesiten de forma rápida y sencilla, y cuando les convenga”.

Muy recientemente ha presentado la versión evolucionada de su app más corporativa, la app del NHS, en la que se pueden encontrar una serie de utilidades que han sido previamente testadas con más de 3.000 pacientes en cerca de 30 centros de salud diferentes, y que ahora se pone a disposición de todos los ingleses, como paso previa a su extensión por el conjunto de la sanidad británica. La aplicación ya está en los repositorios Apple App y Google Play desde el 1 de enero, y se trabaja en una versión web que se lanzará en los próximos meses.

Durante las pruebas piloto, se intentó sobre todo escuchar los comentarios de los pacientes y el personal sanitario, y con ello se incorporaron algunos elementos de mejora como el proceso de registro de usuario, la amigabilidad con la que se presenta la información -por ejemplo, para solicitar cita del médico de cabecera- y otros cambios relativos a la información a la que acceden los pacientes antes de poder contactar con su profesional de referencia.


Actualmente, la aplicación del NHS se puede usar para:

  • Reservar y gestionar citas de consulta en atención primaria.
  • Solicitar tratamientos (recetas) de repetición o continuidad.
  • Acceder al historial médico.
  • Verificar síntomas usando las guías del NHS.
  • Registrarse como donante de órganos.
  • Autorizar al NHS para usar datos para investigación y planificación.
     
  • En sucesivas versiones se prevé incorporar servicios como la videoconsulta o el acceso directo al profesional de cabecera para interactuar con él.

Según sus responsables, "el NHS quiere capacitar al ciudadano para que tome el control de su propia atención médica, y la nueva aplicación pondrá al NHS en el bolsillo de todos los ingleses, que dispondrán de acceso seguro a información sobre salud, recetas y citas del médico de atención primaria”.

Para el ministro británico de salud, “esto marca un cambio hacia un NHS verdaderamente digitalizado, comenzando por el acceso a los recursos de los que disponemos”. Añadió que "continuaremos agregando nuevas características en el futuro para hacer de la aplicación la ventanilla única para todos los servicios de NHS, como parte de nuestro plan a largo plazo para construir el sistema de salud y atención más avanzado del mundo".

La mayoría de las zonas sanitarias de Inglaterra se incorporarán a este sistema de acceso a recursos mediante aplicación móvil entre abril y junio de 2019, y se espera que complete todas sus funcionalidades para el 1 de julio de 2019.