Asedef reclama apartar la Sanidad pública de la confrontación ideológica


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La Asociación Española de Derecho Farmacéutico (Asedef) ha organizado un nuevo encuentro del II Ciclo del Pacto de Estado por la Sanidad, en el que han participado diferentes representantes del sector de la innovación y tecnología de la industria sanitaria y del Sistema Nacional de Salud (SNS). Mariano Avilés, presidente de Asedef, ha destacado el papel de la Medicina predictiva y la aportación de la innovación tecnológica sanitaria para la sostenibilidad del sistema. En su opinión, el primer gran objetivo del pacto sería “preservar el sistema sanitario público del debate partidario, es decir, apartar la Sanidad de la confrontación ideológica”.

En la presentación de la jornada, Mariano Avilés ha estado acompañado por Luis Amaro, vicepresidente del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (Cgcof). En el debate moderado por Mario Mingo, expresidente de la Comisión de Sanidad del Congreso, han intervenido Margarita Alfonsel, secretaria general de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin); Jesús Galván, médico y vicepresidente de la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS); Luis María Sánchez Gómez, director de la Agencia de Evaluación y Tecnologías Sanitarias del Instituto de Salud Carlos III; Germán Seara Aguilar, director de la Unidad de Innovación del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, y Ana Quinteiro, coordinadora de la Red de Diagnóstico Biológico del Servicio Vasco de Salud-Osakidetza.

Medicina predictiva

En su intervención, Margarita Alfonsel ha hablado de los beneficios que la tecnología sanitaria aporta a la sostenibilidad del sistema sanitario. “El tándem Medicina predictiva y tecnología sanitaria ofrece la oportunidad de implantar un modelo sanitario global en el que el paciente esté realmente comprometido con el cuidado de su propia salud. El objetivo es disponer de un modelo mucho más eficiente que permita predecir y/o detectar patologías”, ha dicho la secretaria general de Fenin.

En cuanto a la sostenibilidad, Margarita Alfonsel ha comentado que “no siempre es necesario financiar más, sino hacerlo de forma más eficiente, con mejor planificación y aprovechando sinergias”. “Apostamos por la Medicina preventiva y por la evaluación de los resultados en salud, así como por el establecimiento de fórmulas de contratación basadas en el valor de productos y servicios, y no solo en el precio. También es necesario establecer sinergias entre las comunidades autónomas para aprovechar los recursos”.

El impaciente activo

Por su parte, Jesús Galván ha hablado de la necesidad de realizar “un cambio profundo para mantener la sostenibilidad del sistema”, y se ha referido al “impaciente activo”, que puede ser el enfermo, sus familiares, las aseguradoras, etc. “En la actualidad disponemos de la digitalización, una gran herramienta que nos facilita la labor de trabajar con un horizonte más amplio”. En este sentido, el vicepresidente de la SEIS ha indicado los beneficios de apostar por grandes planes en antirresistencia microbianos o cáncer, por ejemplo, “con sistemas de retroalimentación basados en información digital, evaluable y contrastable”.

Evaluación en red

A continuación, Luis María Sánchez ha enumerado una serie de retos como director de la Agencia de Evaluación y Tecnología Sanitaria del Instituto de Salud Carlos III:

  • Reforzar la implicación de todos los agentes de la evaluación de tecnología sanitaria.
  • Mejorar la adecuación de la Agencia a las demandas y expectativas de los usuarios.
  • Tener una mayor agilidad a la hora de reportar los informes solicitados.
  • Integrar en las decisiones el big data de los estudios de monitorización.
  • Comunicar y evaluar el impacto del trabajo de la Agencia.
  • Mejorar la participación del paciente, así como del resto de sectores, incluida la industria.

Autocrítica en la gestión

“Los profesionales nos enfrentamos a un entorno cada vez más extraño”, ha dicho Germán Seara. “Atendemos a pacientes con varias enfermedades crónicas y complejas. No tenemos una tecnología disponible para afrontar esta nueva situación, lo que genera tensiones en la manera de integrar los nuevos aspectos del conocimiento y las nuevas necesidades. Muchos profesionales sanitarios, además, hacen muy poca autocrítica y nos conformamos muchas veces al decir que hacemos nuestro trabajo de la mejor forma que sabemos, pero deberíamos plantearnos si hay formas mejores de trabajar”, ha añadido el director de la Unidad de Innovación del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

En cuanto al tema del debate, ha puntualizado que “se trata de un pacto de la sociedad civil para afrontar un cambio que afecta a todos los estamentos”. “¿Es un pacto por la Sanidad o un pacto por la salud?”, se ha preguntado. “El sistema sanitario se ha dedicado a curar enfermedades, con unos niveles aceptables de macroeficiencia, pero creo que perdemos de vista muchas veces otros aspectos relacionados con la salud”.

Marco regulatorio

Finalmente, Ana Quinteiro, coordinadora de la Red de Diagnóstico Biológico del Servicio de Salud del País Vasco-Osakidetza, ha recordado que “gracias a la innovación tecnológica es posible hacer Medicina de precisión que permite realizar diagnósticos precisos y ofrecer una terapia individualizada”, y ha puesto un par de ejemplos concretos: “Antes una sepsis se diagnosticaba en varios días, ahora en unas horas. Y el abordaje del cáncer de mama también ha mejorado gracias a la tecnología sanitaria”. En el aspecto negativo ha destacado que “no todos los ciudadanos españoles tienen acceso a los mismos servicios”. “No podemos tener una visión parlamentaria de cuatro años, porque muchos procesos deben medirse a 10, 20 y 30 años. Además, es necesario eliminar de la Cartera de Servicios aquello que está obsoleto, compartir recursos y no competir entre servicios sanitarios”. Asimismo, Quinteiro ha reclamado “un marco regulatorio para toda la innovación tecnológica”.