Alarcó (PP): “No se puede ni debe hacer política con la Sanidad, sino política sanitaria”


  • Noticias profesionales
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

“El sistema sanitario público español es de los mejores del mundo gracias a los profesionales. Con sus defectos, que los tenemos y hay que corregirlos. Es una historia de éxito sostenido. La Sanidad pública española está en el ADN de todos los ciudadanos de este país, independientemente de sus ideologías. Por eso, tenemos que defenderlo entre todos; tiene un coste y el presupuesto siempre es limitado, por lo que debemos de acordar un Pacto por la Sanidad. No se puede hacer política con la Sanidad, sino política sanitaria”, subraya a EL MÉDICO INTERACTIVO el doctor Antonio Alarcó Hernández, portavoz del PP de Sanidad en el Senado.

Recalca el senador popular esta idea clave de que no puede hacerse política con la Sanidad. “Habría que inyectar más dinero, pero antes hay que llevar a cabo importantes cambios en la gestión del SNS. Por ejemplo, solo la falta de adherencia al tratamiento nos está generando un déficit, un gasto innecesario de 16.000 millones de euros; podemos sumar la patología de la superabundancia, la obesidad entre otras, que juntas provocan que estemos gastando de modo extra el 7 por ciento del presupuesto. Esto hay que corregirlo, pero lo esencial es que los partidos no nos echemos a la cara la Sanidad; no podemos jugar políticamente con ella”, sostiene Alarcó.

Sobre las últimas movilizaciones llevadas a cabo por los médicos españoles, que tendrán su continuidad en las próximas semanas, convocados por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), reconoce que los profesionales carecen del reconocimiento profesional, que tiene coste cero, y que las retribuciones de los médicos en España son de las más bajas de Europa, a pesar de que nuestra Sanidad se sitúa entre las mejores. “Sin duda, hay que reconocer mejor el trabajo de los sanitarios, el gran valor de la Sanidad española, y también tenemos que relacionar su remuneración con la productividad y con la calidad, al tiempo que debemos de humanizar la Sanidad al máximo. En ello estamos trabajando”, sostiene Alarcó.

Errores en los exámenes MIR

El portavoz popular de Sanidad insiste en señalar la necesidad de poner en valor el sistema de formación MIR. “Es muy bueno, los residentes que salen son excelentes”, explica, al tiempo que critica el examen de este año “en el que se han dado importantes errores en las preguntas y el temario; las pruebas han dejado mucho que desear en las formas en que se ha desarrollado y en las preguntas confundidas o duplicadas. El temario valora más ciertas cosas que no son tan necesarias para ejercer la Sanidad; de modo que aunque el sistema de selección siga siendo bueno, hay que hacer mejoras”, apunta el senador popular.

Para Alarcó es evidente que el modelo sanitario -descrito socialmente como una Sanidad pública con provisión de servicios libres- tiene una enorme fortaleza y es uno de los mejores del mundo, pero también tiene un problema de sostenibilidad, “si no se toman pronto medidas en profundidad”, explica al tiempo que subraya que ha solicitado que se cambie el nombre “que no se llame de Sanidad, sino de Salud”.

Déficit de profesionales

A juicio del senador popular, el SNS funciona bien gracias a los profesionales. “El Estado de Bienestar, la Sanidad pública con provisión de servicios libres, está asentada en dos cosas: los pacientes y los profesionales. Aquí se produce un déficit importante. En primer término, de consideración, y luego de estímulo directo en donde, entre otras cosas, entra la retribución. Pero la remuneración, a pesar de ser importante, no es lo principal para los sanitarios”, apunta con conocimiento de causa.

Alarcó insiste al situar la consideración personal profesional de los sanitarios entre las primeras medidas a subsanar. Cita también entre las asignaturas pendientes la aplicación de los ratios adecuados similares a los europeos en cuanto a camas y pacientes. “Esto hay que regularlo mejor, sobre todo en un momento en el que tenemos un grave déficit de demografía, donde son menos los niños que nacen que los ciudadanos que mueren”.

El senador popular reconoce que no se ha enfrentado adecuadamente el grave declive demográfico que vivimos, “que se tenía que haber corregido antes, porque si no se hace pronto se tardará más de 10 años en modificarse y quedan huecos que hay que llenar; hay que ver qué especialidades necesita este país de acuerdo a su demografía, porque España es de los países del mundo con más población mayor; actualmente hay más de 500.000 personas de más de 90 años y en consecuencia debemos preparar a los médicos que necesita esa población”, indica.

El Pacto por la Sanidad está a punto

Sostiene que si se introduce más dinero en el sistema sanitario sin corregir el déficit de gestión -falta de adherencia al tratamiento, las patologías de la superabundancia como la obesidad, por ejemplo- se estará gastando un 7 por ciento del presupuesto sin aportar nada al sistema ni hacer más sostenible la Sanidad pública. “Urge corregir todos estos desajustes en la gestión”, subraya contundente.

Indica que lleva más de cinco años luchando por un Pacto por la Sanidad. “Es imprescindible que haya una cartera de servicios pactada, universal, común y aprobada por las Cortes; si no se produce, el sistema se va a gripar. Estamos trabajando para ello; yo creo que estamos a punto de conseguirlo”, apostilla Alarcó, para quien otro cambio de paradigma sería “financiar la cartera de servicios aprobada, no los territorios”. Y en el campo de la adecuación de la gestión en este pacto le parece importante “que a partir de él se potencie el modelo de medicina personalizada que está aquí y que se impone como de aplicación médica obligada”, recalca el senador popular.