Al interpretar las noticias relativas al 2019-nCoV, es necesario tener precaución


  • Ben Gallarda
  • Univadis Medical News
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El inicio de un brote de un nuevo coronavirus (2019-nCoV) en China a finales del año 2019 ha atraído, además de la atención de las autoridades médicas locales y mundiales, la de todo el mundo. Aunque los profesionales sanitarios necesitan mantenerse al día con la información más actualizada, se debe tener precaución al recibir e interpretar todos los nuevos informes, incluso los que proceden de fuentes reconocidas.

Para subrayar la necesidad de hacerlo, basta con presentar un ejemplo de esta semana. En el New England Journal of Medicine (NEJM) se publicó una carta el 30 de enero sobre un supuesto caso de transmisión asintomática entre seres humanos. Estas noticias se propagaron por todo el mundo. Sin relación con esto, en un servidor de artículos antes de la impresión, bioRxiv, se publicó un informe donde se indicaba la presencia de proteínas del VIH en el genoma vírico, elementos que no se encuentran en otros coronavirus.

Podría pensarse que el NEJM, de excelente reputación, es más creíble que una publicación antes de su impresión, pero lo ocurrido después de ambos informes resulta esclarecedor. El informe en bioRxiv se revisó con rapidez por otras personas, se criticó con fuerza y, en última instancia, los autores lo retiraron en poco tiempo. El sitio de noticias biomédicas STAT informó de ello. De modo similar, se halló que la carta en el NEJM presentaba también errores evidentes, a saber, que el paciente origen de la transmisión «asintomática» no se encontraba, de hecho, asintomático, algo que ni los autores ni los editores comprobaron antes de la publicación. La revista Science cubrió esta segunda noticia. En el momento de la publicación, no se sabe todavía lo que hará el NEJM con esta carta inexacta.

Por consiguiente, se recomienda a todos los médicos que consulten varias fuentes de información reconocidas para obtener los detalles acerca de los últimos avances en relación con 2019-nCoV. Diversas organizaciones, como la Organización Mundial de la Salud y los centros europeo y estadounidenses para la Prevención y el Control de las Enfermedades, cuentan con numerosos expertos epidemiólogos que han gestionado epidemias víricas en el pasado, desde el SARS hasta el virus del Ébola, quienes hasta el momento han procedido con más cautela en sus consejos a la comunidad sanitaria y al público general.

Univadis también ha publicado un breve resumen de preguntas y respuestas frecuentes sobre la comunicación con los pacientes acerca de esta epidemia.