ADA 2019—La intervención en el estilo de vida reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y de enfermedad microvascular en la intolerancia parcial a la glucosa


  • Emily Willingham, PhD
  • Conference Reports
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La intervención en el estilo de vida en las personas con intolerancia parcial a la glucosa (IPG) reduce con eficacia la incidencia de enfermedad cardiovascular (ECV).
  • Los investigadores afirman que un retraso ≥ 6 años en el inicio de la diabetes de tipo 2 (DM2) ofrece beneficios en ECV y microvasculares.

Por qué es importante

  • Las personas con IPG presentan un gran aumento del riesgo de DM2, junto con un aumento del riesgo de ECV y de complicaciones microvasculares.
  • El uso de cambios en el estilo de vida para retrasar la DM2 también puede reducir los riesgos de ECV y vasculares.

Resultados clave

  • La incidencia acumulada a los 30 años de ECV (IC del 95 % de todos) fue: 
    • con la intervención: 51,8 % (47,1-56,5);
    • en las personas de control: 65,7 % (57,8-73,6).
  • La incidencia de ECV por 1000 años-persona fue:
    • con la intervención: 21,8 (18,8-25,1);
    • en las personas de control: 29,0 (23,0-36,2).
  • Con ajuste por clínica, el riesgo de primer episodio de ECV con intervención se redujo en un 27 % (HR: 0,73; IC del 95 %: 0,55-0,96; p = 0,024). 
  • Revertir hasta la tolerancia a la glucosa normal (174/576) también redujo, según sería de esperar, el riesgo.

Diseño del estudio

  • Se analizaron los datos de 576 participantes en el estudio de Prevención de la Diabetes Da Qing aleatorizado de 6 años (1986-1992), cuyo seguimiento se realizó hasta 30 años después de la participación en alimentación, ejercicio, alimentación + ejercicio o ninguno de ellos (grupo de control).
  • Financiación: No se citó ninguna.

Limitaciones

  • Los resultados se presentaron en la conferencia de la Asociación Estadounidense de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA) en 2019, sin revisión científica externa.