Ácido acetilsalicílico y un Omega-3 logran reducir el número de pólipos intestinales precancerosos (Lancet)


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

El ácido acetilsalicílico y un Omega-3 purificado llamado ácido eicosapentaenoico (EPA) logran reducir el número de pólipos intestinales precancerosos, según ha evidenciado un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Leeds (Reino Unido) y que ha sido publicado en The Lancet.

De hecho, en el trabajo, los pacientes que tomaron ácido acetilsalicílico desarrollaron menos pólipos en general, incluso en el lado derecho del intestino grueso, la parte que es más difícil de monitorizar mediante colonoscopia.

Asimismo, los pacientes que tomaron EPA omega-3 purificado también desarrollaron menos pólipos, pero este efecto se observó solo en los pólipos en el lado izquierdo del intestino, que es el más fácil de observar.

"Nuestros resultados han demostrado que tanto Aspirina como EPA tienen efectos preventivos, lo cual es particularmente emocionante dado que son compuestos relativamente baratos y seguros para suministrar a los pacientes. Por tanto, los médicos deben considerar nuestros resultados en las personas con riesgo elevado de cáncer intestinal", señala el autor principal, Mark Hull.

Más de 700 personas participaron en el estudio de 53 hospitales del Reino Unido. Todas fueron presentaban mayor riesgo de desarrollar cáncer de intestino después de haberse practicado una colonoscopia. Fueron asignadas al azar a uno de los cuatro grupos de tratamiento durante un año: ácido acetilsalicílico 300 mg; EPA 2 g, una combinación de ácido acetilsalicílico y EPA, o solo placebo.

Los investigadores observaron que los pacientes que tomaron ácido acetilsalicílico tenían un 22% menos de pólipos al final del estudio de un año en comparación con los que tomaron el placebo. Asimismo, aquellos que habían tomado EPA tenían un 9% menos de pólipos al final del estudio en comparación con los que tomaron el placebo, aunque esta diferencia no fue estadísticamente significativa.

El EPA está naturalmente presente en el aceite de pescado, pero se administró a los pacientes en una dosis más alta que la que se encuentra en la mayoría de los suplementos de Omega-3 disponibles para el público.

Finalmente, los expertos han informado de que aunque el ácido acetilsalicílico y el EPA tuvieron efectos beneficiosos en el número de pólipos por sí solos, la combinación ambos pareció tener un efecto aún mayor.