AACR 2019—El tratamiento con viroterapia y radioterapia muestra actividad en el cáncer esofágico


  • Keren Landman, MD
  • Univadis
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Punto clave

  • La combinación de viroterapia y radioterapia con telomelisina (OBP-301) puede ofrecer una alternativa a los tratamientos invasivos para los pacientes con cáncer esofágico frágiles desde el punto de vista médico.

Por qué es importante

  • El tratamiento estándar para el cáncer esofágico es invasivo y no es adecuado para todos los pacientes, mientras que la combinación de viroterapia y radioterapia se tolera mejor.

Diseño del estudio

  • Se trata de un ensayo abierto en fase I de escalada de dosis en 13 pacientes (mediana de edad: 80 años) con cáncer esofágico confirmado histológicamente a quienes no se consideraba en el estado físico adecuado para someterse a la cirugía estándar ni para recibir la quimioterapia habitual.
  • Se administraron por vía endoscópica a los pacientes 3 inyecciones intratumorales de OBP-301, un virus genéticamente modificado que radiosensibiliza y produce la muerte celular del cáncer de forma selectiva, en dosis que iban de 10 000 millones a 1 millón de millones de partículas víricas.
  • Los pacientes recibieron un total de 60 Gy de radioterapia concomitante.
  • Financiación: Ministerio de Educación, Ciencia y Cultura en Japón, Agencia japonesa para la Investigación y el Desarrollo Médicos.

Resultados clave

  • La tasa de respuesta objetiva fue del 85 % (8 respuestas completas [RC], 3 respuestas parciales).
    • Alcanzaron la RC (endoscópica y anatomopatológicamente), el 83 % y el 60 % de los pacientes con enfermedad en estadios I y II/III, respectivamente. 
  • Las biopsias postratamiento presentaban ausencia de neoplasia maligna en todos los pacientes.
  • No se produjo ningún efecto secundario limitador de la dosis.
    • Los efectos secundarios frecuentes fueron fiebre, esofagitis, neumonitis, anorexia, estreñimiento y reflujo gastroesofágico. 
    • En todos los pacientes apareció linfopenia transitoria y autolimitada. 

Limitaciones

  • Reducido tamaño de la muestra, sin grupo de comparación.

Comentario del especialista

  • El Dr. Geoffrey Ku, jefe de la Sección Esofagogástrica del Servicio de Oncología Gastrointestinal en el Centro Oncológico Memorial Sloan Kettering (Nueva York, NY, Estados Unidos) explicó: «Una preocupación importante en el caso de los pacientes con cáncer esofágico es no limitarnos a tratar el tumor principal, sino también las micrometástasis. [OBP-301] puede ser un tipo de estrategia bivalente, en el sentido de que podemos eliminar mejor el tumor principal pero, gracias a que se realiza un proceso de estimulación del sistema inmunitario, podemos también reducir, en última instancia, el riesgo de aparición de metástasis de los pacientes» y de ese modo ampliar sus beneficios a un grupo mucho mayor de pacientes más allá de los que presentan una fragilidad excesiva desde el punto de vista médico que les impide someterse a una intervención quirúrgica.