24 de mayo: Día Nacional de la Epilepsia


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

No todas las crisis epilépticas se manifiestan en forma de convulsiones, estas solo representan el 20 y 30% del total, según ha explicado el doctor Francisco Javier López, coordinador del Grupo de Estudio de Epilepsia de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en el marco del Día Nacional de la Epilepsia, que se celebra este 24 de mayo.

La epilepsia es una enfermedad neurológica que se caracteriza por la aparición de crisis epilépticas. Según datos de la SEN, solamente en España padecen epilepsia 400.000 personas y cada año se diagnostican entre 12.400 y 22.000 nuevos casos. En Europa se estima que el número de afectados aumenta hasta 6 millones, registrándose 400.000 nuevos casos anuales. Además, afecta a todos los grupos de edad, pero su incidencia es mayor en niños, adolescentes y ancianos.

Las crisis epilépticas representan el 1% de las urgencias médicas en adultos y el 2% en niños. De este modo, se sitúan como la segunda causa de asistencia neurológica en emergencias, la segunda causa de consulta ambulatoria neurológica y la tercera causa neurológica de hospitalización, ha explicado el experto, quien ha añadido que además "es una de las enfermedades que más afectan a la calidad de vida del paciente".

Esta enfermedad reduce la expectativa de vida del paciente entre 2 y 10 años y presenta una tasa de mortalidad entre 2 y 3 veces mayor que la de la población en general. Además, puede asociarse con trastornos psiquiátricos, neurológicos o intelectuales. De este modo, su coste en Europa se aproxima a los 20 billones de euros anuales, representando el tratamiento farmacológico solo el 3%. En España supone 7.000 euros anuales de media por paciente.

Por lo general, la enfermedad remite de forma espontánea en un 4% de los pacientes adultos al año y más de 70% de los afectados consiguen controlar la enfermedad gracias al tratamiento farmacológico. No obstante, existe un 25% de pacientes farmacorresistentes. En España existen 100.000 pacientes en este estado que ven aumentado el riesgo de muerte prematura, traumatismo, alteraciones psicosociales y una mayor comorbilidad.

Entre sus factores de riesgo de aparición se destacan la predisposición genética o padecer algún tipo de lesión cerebral. Sus síntomas son presentar ausencias, dificultad para responder a estímulos o realizar movimientos automáticos de forma repetida. Sin embargo, estos indicios puede deberse a que el paciente está sufriendo una crisis epiléptica, según ha destacado el doctor.

Esta diversidad de síntomas hace que hasta el 25% de las crisis pasen desapercibidas, lo que provoca el retraso de su diagnóstico. En este sentido, el experto ha destacado que un diagnóstico precoz y un manejo terapéutico adecuado ayudan mejoran el control de la epilepsia, aportan una mayor calidad de vida, reducen el coste económico y ayudan a mejorar el pronóstico a largo plazo.

En este contexto, durante los últimos 25 años han aumentado las opciones terapéuticas para tratar la epilepsia, lo que hace que actualmente un 50% de los pacientes pueda controlar sus crisis con algún fármaco. Sin embargo, estas nuevas técnicas no han conseguido mejorar el número de pacientes farmacorresistentes.

El citado especialista concluye que el 5% de los pacientes podría beneficiarse del tratamiento quirúrgico, ya que "en España se realizan unas 300 intervenciones quirúrgicas a pacientes farmacorresistentes y entre el 55 y 85% de los pacientes consiguen buenos resultados". Asimismo, ha añadido que en caso de que estos resultados no sean óptimos, se podrá recurrir a cirugía paliativa, sistemas de neuroestimulación o la dieta cetógena, entre otras alternativas.