16 de abril: Día Mundial de la Voz


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

La disfonía puede alcanzar una prevalencia hasta del 75% en grupos específicos de la población, como los docentes en algún momento de su carrera, según recoge la guía “Evaluación del paciente con disfonía”, elaborada por la Comisión de Laringología, Voz, Foniatría y Deglución de la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC).

Con motivo del Día Mundial de la Voz, que se celebra este martes 16 de abril, la SEORL-CCC reivindica la importancia de "prestar atención a los problemas de voz" y acudir a un especialista ante una disfonía de más de dos semanas de duración. Así, advierten de que estos problemas de disfonía o ronquera pueden derivar en otros mayores, "sobre todo si se asocian a malos hábitos como el consumo de alcohol o tabaco".

"Los problemas de la voz son comunes en aquellas profesiones en las que se trabaja con la voz cantada o hablada. Sin embargo, en aquellas donde no es tan habitual el cuidado de las cuerdas vocales, como los docentes, monitores de gimnasio, sacerdotes o teleoperadores, los trastornos aparecen de forma más frecuente. Aquellos que trabajan en el mundo de la canción, el cine o la radio tienen más asumidos estos cuidados e incluso practican técnica vocal, lo que resulta fundamental para prevenir afonías, disfonías, ronqueras o bloqueos", subraya el presidente de la Comisión de Laringología, Voz, Foniatría y Deglución de la SEORL-CCC, Pedro Cabrera.

Por ello, según destaca Cabrera, sería imprescindible que en las carreras de magisterio o incluso periodismo "se incluyera un apartado de técnica vocal". En este punto, recuerda que, según un estudio publicado en International Archives of Otorhinolaringology, entre los docentes universitarios, un porcentaje mayor de mujeres que hombres reportó ronquera, molestias en el tracto vocal, dolor de cuello y sensación de cuerpo extraño. "Algunos factores de riesgo que explican la mayor prevalencia están relacionados con la organización del trabajo, el entorno laboral, el cuidado de la voz y las variables de calidad de vida", explica.