12 de noviembre: Día Mundial de la Neumonía


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha detectado que el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular a largo plazo tras pasar una neumonía se puede predecir en un análisis de sangre, y ha concluido que el 13% de pacientes de neumonía sufren un evento cardiovascular -como arritmia, infarto, angina, edema de pulmón o ictus- en el primer mes, y el 9%, en el año siguiente.

En declaraciones a los medios, la primera autora del trabajo, Rosario Menéndez, ha explicado que detectaron daño en pacientes al cumplirse un mes del ingreso, cuando se suele dar el alta, en un estudio publicado en Chest y basado en 730 pacientes en el Hospital Clínic de Barcelona, La Fe de Valencia, el de Mataró (Barcelona), y el de Galdakao (Vizcaya).

El trabajo hizo una analítica de sangre a los pacientes el día del ingreso, a los cinco días y a los 30 días, para detectar biomarcadores elevados para predecir el riesgo cardiovascular.

Los enfermos que tenían niveles elevados en las primeras 24 horas sufrieron un evento cardiovascular de forma precoz, mientras que los que detectaron niveles altos el día 30, los tuvieron a lo largo del año. Menéndez ha añadido que en estudios epidemiológicos de otros países han encontrado que el riesgo se prolonga a diez años.

La neumóloga ha resaltado que las conclusiones del estudio, realizado en el programa de investigación integrado de la SEPAR, demuestra que los biomarcadores son útiles, y ha añadido que es "de vital importancia identificar aquellos pacientes en riesgo para poder intervenir a tiempo y establecer un tratamiento personalizado".

Con motivo del Día Mundial de la Neumonía, Menéndez ha explicado que en 2017 fallecieron en España un total de 10.222 personas por neumonía -frente a los 9.160 del año anterior-, que representa la primera causa de muerte por infección en nuestro país, superando los fallecimientos por accidente de tráfico, y que provoca 100.000 ingresos anuales, con un coste de 479 millones de euros para el sistema sanitario.

"Cuando hay una neumonía, todo el cuerpo sufre", especialmente el corazón y el cerebro, y sus complicaciones contribuyen a un envejecimiento no saludable de la población, por lo que ha recomendado vacunar contra el virus gripe y el neumococo -los dos factores que provocan neumonía- a los grupos de riesgo, personas con enfermedades crónicas y fumadores.

"Las personas más susceptibles de padecerla o de morir están en los extremos de la vida, los menores de cinco años y los mayores de 65", y los niños son reservorios de gérmenes y de bacterias, con lo que ha alertado de que tienen más riesgo de infectarse y, a la vez, de infectar a otra persona, por lo que recomiendan higiene de prevención y vacunación a los ancianos que los cuidan.

Ha explicado que un estudio detectó que el 21% de muertos por neumonía tenía diabetes, el 20% presentaba EPOC, el 17% problemas cardiovasculares, el 16% eran fumadores y el 11%, asmáticos, mientras que el 15% de los fallecimientos no tenían otra complicación asociada.

La neumonía sigue siendo la primera causa de muerte por infección, y fallece el 5% de los pacientes que ingresan en hospitales por neumonía, así como del 20% de los que ingresan en la UCI por esta infección, ha explicado el presidente de SEPAR, Carlos Jiménez, quien ha remarcado que la mejor prevención es la higiene y la vacunación contra la gripe y contra la neumonía.

Jiménez ha explicado que son una sociedad multidisciplinar -con médicos de diferentes especialidades así como enfermeras, fisioterapeutas, biólogos y psicólogos- que se dedica a la prevención y la divulgación sobre enfermedades respiratorias: "Hay dos factores de riesgo: la contaminación ambiental y el tabaquismo".