10 de septiembre: Día Mundial para la Prevención del Suicidio


  • Noticias Médicas
El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados. El acceso al contenido completo es sólo para profesionales sanitarios registrados.

Desde el 2003, la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), promueve cada 10 de septiembre el Día Mundial para la Prevención del Suicidio. El lema de la presente edición es “Trabajando juntos para la prevención del suicidio”, una cuestión que los organizadores consideran un desafío universal.

Cada año, el suicidio se encuentra entre las 20 principales causas de muerte en todo el mundo para personas de todas las edades. Es responsable de más de 800.000 defunciones, lo que equivale a un suicidio cada 40 segundos.

Por cada suicidio, aproximadamente 135 personas sufren un dolor intenso o se ven afectadas de alguna manera. Esto equivale a 108 millones de personas al año que están profundamente afectadas por la conducta suicida, la cual incluye el suicidio, así como la ideación suicida y los intentos de suicidio. Por cada suicidio, 25 personas intentan suicidarse y muchos más tienen ideación suicida.

La conducta suicida es el resultado de una convergencia de factores de riesgo tanto genéticos, psicológicos, sociales y culturales, etc., a veces combinados con experiencias de trauma y pérdida. Las personas que se quitan la vida representan un grupo heterogéneo, con influencias causales únicas, complejas y multifacéticas que preceden a su acto final. Tal heterogeneidad presenta desafíos para los expertos en prevención del suicidio. Estos desafíos se pueden superar adoptando un enfoque multinivel y cohesionado para su prevención.

En España se suicidan unas 10 personas cada día, lo que supone más del doble de muertes que los accidentes de tráfico, 13 veces más que los homicidios y 67 veces más que la violencia de género. Además, es ya la primera causa absoluta de muerte entre hombres de 15 a 29 años y la segunda, después del cáncer, en mujeres de esas edades.

El mayor número de suicidios en ambos sexos se produce entre los 40 y los 49 años, si bien el riesgo aumenta con la edad, sobre todo en varones.