La comida salada disminuye la sed y aumenta el hambre por una mayor necesidad de energía (J Clin Invest)

La sal activa un mecanismo para conservar el agua en los riñones.
(...) Este contenido sólo está disponible para usuarios registrados. Para continuar deberá Acceder o Crear una cuenta GRATUITA en Univadis®.